Blog

Qué buscar en el etiquetado de los alimentos

Vamos hacer un repaso de lo que vamos a encontrarnos en el etiquetado de los alimentos, y en que debemos fijarnos, porque nos van a ayudar desde el punto de vista nutricional, a tener más claro lo que estamos comprando, estas son:

Denominación: es una descripción de lo que es ese alimento, es obligatoria siempre que el nombre comercial del alimento no sea una descripción del mismo.

Listado de ingredientes: nos orienta desde el punto de vista nutricional, ya que los ingredientes deben aparecer en orden decreciente de peso, es decir, que van de el que más abunda en el producto terminado, al que menos.

En este listado, además deberá aparecer la cantidad que contenga el producto de alguno de los ingredientes concretos, siempre que este aparezca en la denominación o se haga ver que el producto lo contiene con dibujos, por ejemplo.

Aquí nos deben informar también de las sustancias que puedan producir alergia o intolerancia, que contenga o pueda contener el alimento, estas deben aparecer destacados con un tipo de letra distinto en el mismo texto de ingredientes o seguidos de la palabra ‘Contiene’

Información nutricional: siempre que se pueda debe ir en formato de tabla. Debe incluir las cantidades por 100 gramos o mililitros de producto, hay que tener cuidado porque también puede venir expresado por ración, y esto va a confundirnos, ya que la ración es sólo una cantidad elegida por el fabricante, que no indica nada. Debemos buscar la columna en la que hace referencia a 100 gramos o mililitros de producto, que nos sirve como referencia de lo que estamos comprando y para comparar unos productos con otros. Hay recordar que un producto alto en sal es aquel que contiene 1,20 gramos o más, por 100 gramos/mililitros de producto y de azúcar hay que recordar que cuantos menos azucares añadidos, mejor.

Modo de empleo/Condiciones de conservación/Condiciones de utilización: nos puede orientar cuando tenemos dudas de como viene presentado el producto.

Otras menciones obligatorias son:

Fecha de consumo preferente o de caducidad: es importante tener en cuenta la diferencia, la fecha de caducidad indica cuando el producto deja de ser seguro desde el punto de vista sanitario, mientras que la fecha de consumo preferente, indica que a partir de esa fecha no te garantizan que el producto mantenga todas sus propiedades, pero sigue siendo seguro consumirlo.

Cantidad neta: la cantidad de producto que contiene el envase, puede venir en distintas unidades según el producto, por lo que conviene mirarlo con detenimiento.

Identificación de la empresa alimentaria.

País de origen o lugar de procedencia: es obligatorio cuando su omisión puede inducir a error, por la información que nos da, por ejemplo, la denominación del producto. No está de mas tenerlo en cuenta, para poder elegir productos de origen nacional, ahora más que nunca, para ayudar a nuestros productores.

En general, no debemos quedarnos con lo que vemos a primera vista del envase del alimento, ya que esto es sólo publicidad que intenta que compremos el producto, hay que investigar un poco más, para saber que estamos comprando y en general apostar más por los productos frescos o envasados de los que no tienen más que un ingrediente, como el aceite o las lentejas. •

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *